Tubo Gástrico

Obesidad - Tubo gástrico
Infórmate
sin compromiso
Enviar

¿Cómo es el Tubo Gástrico?

La denominada como tubulización gástrica consiste en una operación capaz de limitar la cantidad de alimentos que la persona puede comer, lo que a su vez reduce el estómago en aproximadamente un 75%.

Esto se consigue gracias a que la parte izquierda del estómago del paciente es extraída quirúrgicamente, lo que da como resultado final un nuevo estómago, muchísimo más pequeño que tiene forma de tubo (de ahí el nombre de esta técnica).

Aunque el paciente tiende a comer menos, debemos tener presente que no se produce malabsorción, lo que significa que aunque la persona tenga menos hambre y por tanto coma menores cantidades de comida, no deberá tomar suplementos vitamínicos.

Ventajas del Tubo Gástrico

  • Se realiza por laparoscopia, reduciéndose así el riesgo de complicaciones.
  • Se consigue una reducción del estómago de hasta el 75%.
  • Se produce una pérdida de peso mediante dos mecanismos: restricción y disminución del apetito.
  • Es menos invasiva que el bypass gástrico.
  • La digestión se realiza con total normalidad.
  • No se produce mal-absorción.
Experiencias beyou
Tubo Gástrico | Tratamiento de la Obesidad

Vídeo explicativo del Tubo Gástrico o Sleeve Gástrico, cirugía de Obesidad realizada por laparoscopia

Procedimiento

La cirugía de tubo gástrico se realiza por vía laparoscópica y consiste básicamente en reducir el estómago una décima parte de su tamaño original. Para ello, el equipo de cirujanos especialistas en cirugía bariátrica realiza un cambio en la forma del estómago dejándolo parecido a un tubo, de ahí su denominación.

Se utiliza durante el proceso una herramienta que se coloca en su interior y tiene la forma de tubo que queremos dejar para que sirva como guía y se corte el estómago de esa manera y eliminando el resto que es innecesario. El corte se realiza con grapadoras médicas que cortan y sellan para evitar que se puedan producir cualquier tipo de fístulas.

De esta forma, se reduce la capacidad del estómago pasando de los 1000 cc propio de una persona obesa a los 100 o 120 cc tras la intervención. La sensación por tanto de plenitud al comer se alcanzará de forma más prematura y evitará la gran ingesta de alimentos. Al igual que en la mayoría de intervenciones bariátricas, se diseña un programa dietético para el paciente con el fin de que el estómago conserve este nuevo volumen mucho menor y pueda digerir todo tipo de alimentos sin complicaciones.

En la operación no se realice ningún cruce entre el estómago y los intestinos, por lo que el sistema de llenado y vaciado es natural.

La intervención dura aproximadamente 2 horas y durante ella se coloca un drenaje que comunica el interior del abdomen con el exterior para que los cirujanos controlen la aparición de posibles fugas o complicaciones.

El uso de la laparoscopia permite una recuperación postoperatoria muy rápida, pues las molestias son muy pequeñas comparadas con el realizar el procedimiento abriendo el abdomen, lo que evita las complicaciones de una recuperación más lenta. Suelen ser suficientes 2 a 3 días de hospitalización.

¿Para quién está indicado el Tubo Gástrico?

  • Pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 35 y 45.
  • Pacientes que desean una alternativa duradera.
  • Pacientes que tengan fuerza de voluntad y realicen un esfuerzo y quieran adaptarse a las nuevas pautas alimenticias.
  • Pacientes con superobesidad, es decir, un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 55

Resultados del Tubo Gástrico

Al tratarse de un procedimiento bastante nuevo, de momento no hay estudios científicos que demuestren su eficacia a largo plazo, pero sí existe constancia de su eficacia a corto plazo (constancia de 3 años).

Gracias a este seguimiento se ha comprobado que en los dos primeros años el paciente pierde en torno al 70% de su sobrepeso, en un porcentaje similar al perdido con el bypass gástrico.

Por tanto, se trata de una técnica ideal en la pérdida de peso siempre y cuando te encuentres lo suficientemente motivado para seguir un plan de alimentación adecuado y aumentar la práctica de ejercicio físico poco a poco.

Preguntas frecuentes

¿Existe un elevado riesgo?

Partiendo de la base de que ninguna intervención quirúrgica está exenta de riesgos, la técnica del Tubo Gástrico es de las más seguras de la actualidad.

Las posibles complicaciones directamente derivadas de esta cirugía son la fístula gástrica (<1%), el sangrado, bien por hemorragia digestiva o intrabdominal (<1%). Su mortalidad es menos de 0,25 por cada 100 pacientes, una cifra muy baja.

¿Qué podré comer tras la operación de Tubo Gástrico?

Se pueden ingerir todo tipo de alimentos aunque se deben evitar aquellos que son hipercalóricos como los batidos, helados, dulces… Este es uno de los factores más importantes que debe tener presente el paciente en todo momento, porque si se incumple estaremos restando eficacia al tratamiento.

Según todos los pacientes que hemos intervenido, ninguno ha mostrado sensación de hambre tras la intervención, sino plenitud y saciedad con una cantidad inferior de alimentos.

¿Cuánto peso perderé tras la operación de Tubo Gástrico?

La media de resultados ronda a una pérdida de peso del 60% de forma permanente gracias a la adquisición de los nuevos hábitos dietéticos.

Cuidados posteriores

La técnica del Tubo Gástrico es tan segura y eficaz que las únicas molestias que pueda sentir en el postoperatorio pueden controlarse mediante analgésicos.

Nada más finalizarse la intervención deberá tomar líquido para que los cirujanos hagan una primera valoración del resultado de la intervención. A las 3 horas ya podrá levantarse y comenzar a dar pequeños paseos por la habitación. A las 12 horas deberá empezar a dar pequeños sorbos de agua y si se tolerar bien, comenzaría con una dieta líquida.

Es necesario permanecer al menos una noche de ingreso hospitalario para posteriormente guardar reposo domiciliario durante 7 días. A continuación, comenzará con las visitas periódicas al especialista para llevar un control de seguimiento y comprobar que se realizan las indicaciones dadas por los nutricionistas y se consiguen resultados traducidos en pérdida de peso.

Tratamientos relacionados

Infórmate sin compromiso

Enviar