Aumento de senos

Infórmate
sin compromiso
Enviar

¿Qué es y cómo funciona la mamoplastia de aumento de pecho?

La mamoplastia de aumento de pecho es una de las operaciones más conocidas y demandadas por las pacientes de cirugía estética. Consiste en la realización de una pequeña incisión por la que se introducirá la prótesis o implante. La incisión es muy pequeña y la cicatriz resulta casi invisible. La intervención se realiza, según el criterio médico, con sedación o con anestesia general.

Antes de realizar la mamoplastia de aumento de senos se valora la forma y el tamaño de las mamas: si hay flacidez en la piel, el tamaño del pezón, las medidas de la pared torácica, la configuración del esternón, si las mamas son simétricas, si los dos pezones están a la misma altura, etc.

A continuación, y siempre tras una previa evaluación de los parámetros anteriores, decidiremos junto con el paciente la vía de colocación de la prótesis.

Experiencias beyou
Belén García | Aumento de senos

Experiencia de Belén García tras someterse a una cirugía mamaria de aumento de senos.

Procedimiento

En la primera consulta, el cliente evalúa, conjuntamente con el cirujano, los diversos volúmenes de los implantes mamarios, adecuando su deseo o expectativas a las posibilidades técnicas y al conjunto estético corporal. Serán mostrados a la paciente los implantes mamarios similares a los que serán usados. Consideramos que la opinión del cirujano, por su experiencia, es extremadamente importante a la hora de determinar el tamaño, pero es la paciente quien decide tras escuchar las recomendaciones de su médico.

Una vez seleccionado el implante mamario para el aumento de pecho, todos los datos relativos a la salud serán investigados, incluyendo enfermedades previas o en tratamiento, uso de medicamentos, tabaquismo, alergias a medicamentos, alimenticias o diversas, cirugías previas, historia familiar con cáncer de mama, condiciones de control de las mamas con el especialista, etc.

También es recomendable una evaluación clínico quirúrgica (riesgo quirúrgico). Y, en determinados casos, el médico podrá solicitar una mamografía, ecografía u otro examen específico que pueda ayudar al esclarecimiento del diagnóstico.

Se le harán una serie de fotografías médicas que mostrarán sus pechos con todo detalle y nos ayudarán a evaluarlos y a estudiarlos antes, durante y después de la mamoplastia.

Tipos de implantes mamarios

En las mamoplastias de aumento de pecho se utiliza, principalmente, implantes mamarios de gel de silicona y se puede elegir entre diferentes formas dependiendo del caso. Por ejemplo, las prótesis redondas tienden a aumentar la plenitud de arriba a abajo, así como a lo ancho de la mama. En cambio, las prótesis anatómicas reflejan el perfil natural de la mama. Dentro de las prótesis redondas hay varios niveles y lo mismo sucede con las anatómicas. Dependiendo del material del que estén hechas se distinguen dos tipos de implantes mamarios:

1.- Implante mamario de gel de silicona.

Este tipo de implante mamario es el más utilizado, tanto por su garantía de calidad, como por sus buenos resultados ya que proporciona un aspecto y un tacto muy naturales. Los implantes de gel de silicona vienen envueltos en cuatro capas, por lo que es prácticamente imposible su rotura. Existen las prótesis de gel de silicona blando y de gel de silicona cohesivo. En este caso, si hay rotura, el gel se mantendría unido dentro de la cápsula.

2.- Otros implantes mamarios.

Cada día se inventan nuevas fórmulas y técnicas de implantes mamarios, hoy en día existen prótesis mamarias de aceite de soja, prótesis de triglicéridos y otras. Existen prótesis especiales para mujeres con alto riesgo de cáncer, rellenas de sustancias no radiopacas aunque son de nueva creación y aún no están lo suficientemente probadas.

3.- Características de los implantes mamarios.

  • Marcas o laboratorios: Mentor, Perthese, Allergan, Silimed, Sabim, Eurosilicone, etc.
  • Volumen: es muy variable y oscila entre los 125cc y los 700cc.
  • Revestimiento: es la membrana que forma la bolsa y puede ser de láminas de silicona o de poliuretano.
  • Superficie: puede ser lisa o rugosa. Algunos cirujanos plásticos colocan prótesis mamarias lisas debajo del músculo pectoral, y prótesis mamarias rugosas cuando la colocación es por encima del músculo.
  • Duración: desde la aparición de los implantes mamarios rellenos de gel de silicona cohesivo, ya no es necesario cambiarlas al cabo de 10 años. Estos nuevos implantes pueden durar entre 25 y 30 años o, en algunos casos, toda la vida. No obstante, si su implante es de otro tipo recomienda su reemplazo.

¿Para quién está indicada?

Este tipo de cirugía estética está indicada:

  • Para mujeres que deseen mejorar el contorno corporal por razones personales.
  • En caso de amastia, es decir, de ausencia congénita de mamas.
  • En caso de hipomastia, es decir, de volumen disminuido de las mamas tras el embarazo.
  • En casos de asimetrías, es decir, de desequilibrio en el tamaño de las mamas.
  • En reconstrucciones mamarias, es decir, en casos en los que hay un defecto morfológico, o tras una cirugía de cáncer de mama.

En los últimos años, las mamoplastias de aumento de pecho se han generalizado debido a la mejora de la calidad y seguridad de las prótesis y al pequeño tamaño de las cicatrices resultantes.

¿Para quién no está indicada?

La cirugía de aumento de pecho no está recomendada en los siguientes casos:

  • En caso de enfermedades fibroquísticas.
  • En caso de mujeres que presenten alguna infección activa en su cuerpo.
  • En algunos casos de cáncer de mama.
  • En casos de pacientes con desórdenes dismórficos o con una enfermedad mental en tratamiento.
  • En mujeres con presencia de lesiones malignas o premalignas.
  • En pacientes con alteraciones de la coagulación de la sangre o la cicatrización de los tejidos.
  • En caso de debilidad del sistema inmune.
  • En pacientes embarazadas.
  • En casos de mujeres con riesgo genético conocido de cáncer de mama.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de implantes hay?

Los implantes mamarios de gel de silicona son los más utilizados, tanto por su garantía de calidad, como por sus buenos resultados pues proporcionan un aspecto y un tacto muy naturales. Los implantes de gel de silicona vienen envueltos en cuatro capas, por lo que es prácticamente imposible su rotura. Existen prótesis de gel de silicona blando y de gel de silicona cohesivo. En este caso, si hay rotura, el gel se mantendría unido dentro de la cápsula.

En cuanto a su forma, existen dos tipos de prótesis mamarias: redondas y anatómicas. Las prótesis redondas tienden a aumentar la plenitud de arriba a abajo, así como a lo ancho de la mama. En cambio, las prótesis anatómicas reflejan el perfil natural de la mama. Dentro de las prótesis redondas hay varios niveles, lo mismo que sucede con las anatómicas.

¿De qué formas se introducen las prótesis?

Existen tres formas de cirugía de aumento de pecho y son:

  1. Se efectúa una incisión a lo largo del pliegue, debajo de la mama.
  2. Se realiza una incisión siguiendo el borde de la areola, junto al pezón.
  3. Se realiza una incisión en la axila.
¿Qué tipo de anestesia se usa?

Generalmente se utiliza anestesia general, por lo que se requieren los servicios de un experto anestesista.

¿Cuánto dura la operación?

El procedimiento dura de una a dos horas.

¿Cada cuánto tiempo tengo que cambiar las prótesis?

Desde la aparición de los implantes mamarios rellenos de gel de silicona cohesivo, ya no es necesario cambiarlas al cabo de 10 años. Estos nuevos implantes pueden durar entre 25 y 30 años o, en algunos casos, toda la vida. No obstante, si su implante es de otro tipo recomienda su reemplazo.

Técnicas empleadas

Para introducir y posicionar las prótesis podemos emplear tres tipos de incisiones:

  1. Se efectúa una incisión a lo largo del pliegue, debajo de la mama.
  2. Se realiza una incisión siguiendo el borde de la areola, junto al pezón.
  3. Se realiza una incisión en la axila.

Existen varios niveles o planos de colocación del implante:

Tradicionalmente los implantes o prótesis mamarias se colocaban debajo del músculo pectoral mayor, de forma submuscular, pero hoy en día también se pueden colocar sobre el músculo pectoral, debajo de la glándula mamaria (subglandular).

Cuidados posteriores

Una vez realizada la operación es importante que sepa qué síntomas son habituales debido a la cirugía y qué pautas de conducta debe seguir para una correcta recuperación. A continuación se las detallamos:

  • Normalmente, la mamoplastia de aumento de pecho no presenta un postoperatorio doloroso. Después de la mamoplastia de aumento de pecho se aplica un vendaje sobre los pechos que será revisado en las consultas de seguimiento acordadas. Se le prescribirá el uso de analgésicos por si se presenta algún grado de aumento de sensibilidad al dolor.
  • Se sentirá cansada y molesta algunos días tras la intervención, pero será capaz de realizar una actividad relativamente normal en uno o dos días. La mayor parte de sus molestias serán tratadas con medicación.
  • La paciente recibirá el alta médica, por lo general, a las 24 de la intervención.

Las recomendaciones necesarias para una buena recuperación son las siguientes:

  • Realizarse un masaje diario con el fin de obtener un resultado lo más natural posible.
  • No levantar los brazos ni coger peso en los primeros días, o hasta que se lo indique su médico.
  • Reposo de actividades físicas hasta que se lo indique su médico.
  • Acostarse con el tronco elevado por cojines y almohadas. No acostarse de costado o boca abajo hasta que sea autorizado por su cirujano.
  • No ducharse o cambiar de sostén, salvo contar con la autorización del equipo de cirugía, generalmente al día siguiente del procedimiento quirúrgico.
  • No tomar el sol hasta que el cirujano lo autorice.
  • Al finalizar la intervención colocamos unos drenajes que serán retirados en los días siguientes.
  • No cambiar o manipular las vendas, aunque ocurra un pequeño sangrado (que es normal y no debe asustar al paciente). Todos los cambios de vendas deberán ser hechos por el equipo quirúrgico.
  • La movilización de los miembros inferiores y pequeñas caminatas son muy importantes para la prevención de trombosis y embolia.
  • La retirada de puntos y evaluación postoperatoria será realizada a los ocho días después de la cirugía.
  • El sostén deberá ser usado por un período mínimo de 30 días, durante todo el día, incluso para dormir.
  • No conducir por un período mínimo de tres semanas.
  • Podrá volver a su vida sexual, con moderación, a los 8 días de la cirugía.
  • Es normal que sienta dolor en el esternón y en las costillas, ciertas molestias leves en los pechos, ascenso de temperatura en las primeras 48 horas, presencia de edemas y pequeños sangrados.
  • Las suturas serán retiradas, aproximadamente, a las dos semanas de la intervención, pero la mama tardara algunas semanas más en recuperar su aspecto completamente normal.

Las cicatrices estarán endurecidas y rosas al menos durante seis semanas. Las mamografías de rutina deben seguir realizándose tras el aumento de pecho en aquellas mujeres que estén en el grupo de edad que lo requiera.

Tratamientos relacionados

Infórmate sin compromiso

Enviar