¿Puedo someterme a una reducción de pecho?

21 febrero, 2018 · Cirugía Estética

La mamoplastia de reducción o como mejor se la conoce, la reducción de pecho, es una técnica quirúrgica a la que una mujer se somete para disminuir el tamaño de sus senos, reconstruir las mamas o situar el pezón en una posición más adecuada estéticamente.

Es una operación segura y sin riesgos, siempre y cuando la paciente cumpla con una serie de requisitos para poder someterse a la operación. Aunque esto no quita que como cualquier operación tenga riesgos como infecciones, sangrados, lesiones cutáneas, etc. La reducción de pecho tiene muchos beneficios, en nuestro anterior post pudiste ver la infografía sobre las ventajas que tiene la reducción de mamas.

 

¿Qué debes tener en cuenta antes de una reducción de pecho?

 

No debes olvidar que no todas las mujeres pueden someterse a la reducción de pecho, porque cada caso es distinto. Te explicamos el porqué detenidamente:

 

  • Sólo pueden someterse a la reducción de pecho mujeres que hayan concluido con su desarrollo y tengan síntomas de hipertrofia mamaria. En caso contrario, tiene que tratarse de problemas graves de salud y tendrá que ser por recomendación médica.

 

  • Si existen asimetrías en los senos, se le puede poner solución ya que en la reducción de pecho se recoloca la mama, pezón y areola.

 

  • Está indicada para mujeres que tengan las mamas demasiado grandes y esto les provoque problemas psicológicos y físicos.

 

  • Para mujeres que tengan dolores a causa del peso de sus pechos, como dolor de espalda o cervical, alteración de la columna vertebral, dolor de hombros, irritaciones del surco mamario por el roce del sujetador, etc.

 

  • No pueden someterse a la reducción de pecho mujeres que estén o pudieran estar embarazadas.

 

  • La reducción de pecho no es recomendable para mujeres que quieran dar el pecho en el futuro.  

 

  • Una mujer que tenga una infección activa, debilidad en el sistema inmune o alteración de coagulación de la sangre o cicatrización de los tejidos no puede hacerse la mamoplastia de reducción.

 

  • Pacientes con alguna enfermedad mental, tampoco pueden someterse a la técnica.

 

Estos son algunos de los requisitos generales antes de someterte a una cirugía de reducción de senos. Aunque si estás pensando en reducir el tamaño de tus senos, lo mejor es que te pongas en contacto con nuestra clínica y que nuestros especialistas estudien tu caso en particular. Así, podrán te recomendar la mejor opción y resolverán todas tus dudas.

 

Es una técnica muy sencilla y de fácil recuperación

Este tipo de cirugía no se emplea solamente por razones estéticas, si no que en la mayoría de los casos los problemas que se quieren solucionar son físicos, sobre todo dolores provocados por el peso de los senos.

La reducción de pecho consiste en la eliminación del exceso del tejido graso, glandular y de piel. Para ello, se administra a la paciente anestesia local en la zona y además anestesia general para que esté dormida durante la operación.

Esta técnica deja cicatrices, generalmente en forma de ancla porque el cirujano realiza una incisión vertical desde la areola hacia abajo y otra de forma horizontal por la zona del surco mamario. Con el tiempo van desapareciendo, hasta que apenas son perceptibles y para el verano no hay de qué preocuparse porque no se notarán demasiado.

 

En cualquier caso, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestra clínica beyou situada en Murcia para que nuestros especialistas te den toda la información que necesitas sobre la cirugía de reducción de pecho. También puedes ver la experiencia de otras pacientes de reducción mamaria. 

 


 

 

¿Compartimos?
Suscríbete para estar informado de las últimas noticias
Enviar
Información básica sobre Protección de Datos
Comentarios